jueves, 22 de diciembre de 2016

Cuando estamos juntas

...

Copio y comparto acá, una nota que salió el 20-12-16 en la Revista Ñ
sobre el libro Cuando estamos juntas editado por Calibroscopio

Relato sutil de lo cotidiano
Autoría integral. La argentina María Wernicke se hace cargo del dibujo y la narración.
POR MARIA LUJAN PICABEA
·       Etiquetado como:
·       La Biblioteca del Año
No extrañamos los días de fiesta. No extrañamos las salidas excepcionales. Extrañamos lo ordinario, ese cierto orden o desorden hogareño repleto de huellas. Por eso, en el álbum Cuando estamos juntas , María Wernicke construye ese cálido entorno cotidiano con detalles precisos, para que cuando su protagonista afirme: “La extraño”, el lector sepa claramente qué es eso que extraña, que no tiene sólo que ver con una ausencia física sino con un montón de pequeñas ausencias.
Se trata más bien de una mirada, un gesto, el oído dispuesto, el plato en la mesa, la olla destapada, el repasador que pende de la manija del horno; la cartera abierta, el abrigo tirado en el respaldo de la silla. El perfume de las tostadas a la mañana y la charla breve con la que se despide el día.
Cuando estamos juntas presenta a una madre y su hija, la intimidad plácida de compartir los apuros de la mañana, las despedidas fugaces en la parada del bus, el cansancio de los días y aún así componer un espacio ancho desde el cual compartir quiénes son, qué les pasa, qué desean, por qué luchan.
Una madre contada por su hija, que la piensa única e inconfundible entre las cientos de costureras de un taller textil. Una madre que no agacha la cabeza frente a su máquina de coser sino que alza la mirada por encima de ella. Una madre que se para en la línea de fuego y cae, pero sin quebrarse. Y una hija que la extraña y la espera, mientras crece, se enamora, vuela.
Cuando estamos juntas es una forma tierna y bellamente narrada de celebrar un vínculo profundo, delicado y fuerte; el encuentro feliz de la palabra, la mirada, el abrazo, el cariño.

-->
Al igual que en libros anteriores, como Hay días o Papá y yo , a veces, Wernicke crea un relato sutil, en la conjunción de la narrativa visual y la textual, que sólo termina de delinearse en la cabeza de su lector.
...

El link a la nota: 
http://www.revistaenie.clarin.com/literatura/Maria-Wernicke-Relato-sutil-cotidiano_0_1706829341.html
...

Yo, agradecida.




...

No hay comentarios.: