miércoles, 24 de marzo de 2010

24 de marzo, un año más, un año menos

...

Quería homenajear a mí manera y no encontraba cómo.
Recordé una imagen, algo que hice hace un par de años y fui a buscarla.
Sabía que la había publicado en mi blog junto a un poema.
Lo curioso fue descubrir que lo había publicado el 27 de Marzo de 2008,
y que aunque en aquel momento
no hubo intención alguna con respecto a los años negros
vividos bajo la dictadura militar, hoy releo y encaja.
Así es la poesía ¿no?
Y así, hoy, es mi homenaje:
por los que no están, por los ausentes,
por tantos que dejaron huellas además de agujeros.

...



Carne adentro
imito una brújula
con los pies desnudos.

Arena en el vientre
y un norte agitado.

No hay sur.
El este y el oeste
resbalan por los costados.
La mano sigue abierta,
el corazón mudo.

No hay faro.
A ciegas.

María Wernicke

(Publicado originalmente con el nombre Saudades
el 27 de marzo de 2008)
...

10 comentarios:

bárbara couto dijo...

Gracias por compartir poesía e ilustración para este 24 de marzo. Te invito a pasar por mi blog http://artilugioweb.com/barbaracouto Saludos!

Roberto Marín dijo...

Recordemos que nos hará bien.

María W. dijo...

Gracias x 2, Bárbara. Ya fui por allá!

Eso es, Roberto, recordar.

Mauricio dijo...

Hermoso!

Un beso María, que estes bien.

michell ilustraciones dijo...

hermoso poema María!

Va perfecto con tu homenaje....

abrazo!

María W. dijo...

Hola, Mauricio! Gracias.
¿Cómo estás?
Un abrazo.

Gracias, Lau. Un beso grande

Muriel Frega dijo...

Hola María! que lindo está tu blog, disfruté de tus laburos. Hace unos días me acordaba de la época del armado del compilado y las correcciones tuyas y de José! jajaja pasó un montón de tiempo!

piri dijo...

lei haiku cuando aun vivia en bsaires y me conmovio su simpleza...

saludos fraternales

piri

gustavo roldan dijo...

...Y pensar que ya estamos bien entraditos en abril.

María W. dijo...

Pasó el tiempo, Muriel... sigo en esa.

Qué bueno lo que me decís, Piri. Gracias. Haiku es un libro de dos corazones.

Querido amigotudo, me hace pensar usté en que el tiempo viaja a destiempo. Un abrazo extrañándolo.